• Directorio Oficinas CFA

    DIRECCIÓN GENERAL (Medellín)
    Cra. 43 A N ° 31-159 Edificio Gruval piso 2
    PBX: 444 18 27 / FAX: 381 33 26

    ALPUJARRA (Medellín)
    Cra.52 N ° 43 - 31 Estación del Ferrocarril de Antioquia
    TEL.: 232 04 48 / FAX: 262 42 28

    ANDES
    Avenida 50 N ° 50 - 08
    TEL.: 841 51 12 / FAX: 841 41 14

    APARTADÓ
    Carrera 96 N ° 99 - 33 Local 1
    TEL.: 828 23 70 / FAX: 828 23 70

    ARANJUEZ (Medellín)
    Calle 93 N ° 49 A 18
    TEL.: 527 19 73 / FAX: 522 84 47

    BARBOSA
    Cl. 15 N ° 15 - 20
    PBX 406 23 08 / FAX: 406 23 65

    BARRANQUILLA
    Av. Murillo Cl 45 N ° 43 -170 Ed. Mualin
    TEL.: 372 23 84 / FAX: 372 24 11

    BELLAVISTA (Donmatías)
    Cl. 10 N ° 10 - 70 Int 101 Plaza Principal Bellavista
    Corregimiento Donmatias - TEL.: 8514061

    BELLO
    CALLE 50 N ° 50-29
    TEL.: 4527925 4527974 / FAX: 4571917

    BOGOTÁ
    Cl 59 N ° 10 - 51 Chapinero
    TEL.: 255 09 13 / FAX: 255 33 74

    BRICEÑO
    Cr 10 N ° 9 - 23 Parque Principal
    TEL.: 8570021 / 8570020

    CALI
    Cl 16 N ° 24 - 49 Sector la Luna
    TEL.: 334 09 13 / FAX: 337 42 02

    CAUCASIA
    Calle 20 N ° 14 - 84 Avenida El Pajonal
    TEL.: 8391158 / FAX:839 13 79

    CISNEROS
    Cra. 20 N ° 18 - 05
    TEL.: 863 27 25 / FAX: 863 27 26

    CIUDAD BOLÍVAR
    Cra. 50 N ° 49 - 03 Parque Principal
    TEL.: 841 01 65 / FAX: 8412223

    COPACABANA
    Cl. 50 N ° 51 - 30
    TEL.: 560 60 45 / FAX: 274 56 77

    DONMATÍAS
    Cl. 29 N ° 28 - 31
    TEL.: 866 36 11 / FAX: 866 39 02

    ENVIGADO
    Carrera 40 N ° 37 Sur 60 Primera Planta
    TEL.: 331 08 00 / FAX: 331 08 00

    GIRARDOTA
    Cra 15 N ° 6 - 19
    TEL.: 289 69 39 / FAX: 289 10 04

    HISPANIA
    Cra 51 N ° 49 - 51
    TEL.: 843 21 93 / FAX: 843 21 92

    CONCORDIA
    Cra. 19 N ° 19 – 22 Parque principal
    TEL.: 844 65 46 / FAX: 844 65 46

    ITAGÜÍ
    Cra. 52 N ° 50-19
    TEL.: 372 72 42 - 372 34 03 - 372 34 60
    DIRECCIÓN GENERAL (Medellín)

    LIBORINA
    Carrera 10 N ° 8-03
    TEL.: 856 13 40 / FAX: 856 13 42

    MONTERÍA
    Carrera 3 N ° 30 - 41
    TEL.: 782 45 87 / FAX: 781 23 86

    PEREIRA
    Carrera 9 N° 20 – 03
    TEL.: 333 98 43 - 325 65 87 - 324 33 42 / FAX: 325 72 52

    PUERTO BERRÍO
    Cl 52 N ° 4 - 52
    TEL.: 8328047 832 62 37 / FAX: 832 62 36

    REMEDIOS
    Calle 10 N ° 9-60
    TEL.: 8303394 8303415 8303425

    RIONEGRO (Antioquia)
    Cra 50 N ° 49 - 24
    TEL.: 561 80 48 / FAX: 531 94 96

    SOPETRÁN
    Cl 9 N ° 9 - 5
    TEL.: 854 19 36 / FAX: 854 27 59

    LA SIERRA (PUERTO NARE)
    Carrera 2 N ° 39-58
    TEL.: 833 72 81 / FAX: 833 72 81

    SAN JOSÉ DEL NUS
    Cra. 8 N ° 9 - 03 y 05
    TEL.: 855 60 73 855 60 30 / FAX: 855 60 03

    SALGAR
    Carrera 31 N ° 28-33
    TEL.: 844 22 52

    SANTA ROSA DE OSOS
    Calle Boyaca Cra. 31 N ° 29 - 18
    TEL.: 860 84 03 / 860 82 65

    SAN JERÓNIMO
    Cra 11 N ° 18 -132 Edificio La Alcaldía 1P
    TEL.: 858 02 65 / FAX: 858 02 65

    SANTA FE DE ANTIOQUIA
    Cra 10 N ° 9 - 79
    TEL.: 853 10 35 / FAX: 853 13 35

    SAN PEDRO
    Cl 50 N ° 49 B 14
    TEL.: 868 76 41 / FAX: 868 76 42

    SEGOVIA
    Cra 49 N ° 49 - 64 / 70
    TEL.: 831 45 86 - 831 56 20 / FAX: 831 66 46

    URRAO
    Carrera 30 N ° 28-69
    TEL.: 850 20 30 / FAX: 850 20 13

    YARUMAL
    Cl 19 N ° 19 - 25 Parque Principal
    TEL.: 853 60 92 / FAX: 853 60 91

    CENTRO DE RECREACIÓN LOS LAGOS
    1.5 Km vía Hatillo - Barbosa
    TEL.: 407 07 89 / 407 09 80 / FAX: 407 09 81

    FUNDACIÓN CFA
    Cra.75 N ° 49-47
    TEL.: 260 11 11 / 260 49 40 / FAX: 260 59 07

header blog convenios

thumb marranos art novconvenios2015Así lo vea complicado, ahorrar no es algo que solamente puedan hacer las personas ricas o con altos sueldos y sin responsabilidades, la clave está en organizarse bien y dejar de despreciar las pequeñas alternativas que tiene para evitar seguir gastando.

¿Cómo hacerlo?

Una vez usted cambia la mentalidad y que realmente quiere tener toda la actitud para empezar a ahorrar, siga los siguientes pasos.

Paso 1: Viva dentro de sus posibilidades. Esto significa empezar a comprender realmente cuál es su estilo de vida y cómo mantenerlo de forma adecuada, sin que haga gastos que no correspondan ya sea por simple capricho de querer darse el lujo o porque no se ha dado cuenta de esas cosas inútiles en las que sigue gastando a diario. ¿Cómo hacerlo? Aquí le decimos.

Paso 2: Repiense la forma en la que hace las compras. Considere los lugares en los que está haciendo mercado, así como la frecuencia y los gastos que tiene cada seis meses (como la ropa o algunos productos para el hogar). Luego, pregúntese: ¿realmente los compra cuando lo necesita? ¿Ha buscado sitios donde sean esos productos más económicos? Esto le puede ayudar a darse cuenta que quizás no está siendo tan inteligente como debiera a la hora de hacer compras.

Por un lado, puede que usted no tenga un cronograma para hacer las compras del mercado (por ejemplo, que los martes se dedique a aprovechar los descuentos por frutas y carnes que ofrecen algunos supermercados) o que las compras de productos no perecederos las haga cada tres meses. Una vez usted sabe cuándo comprar qué, se dará cuenta que no sólo todo le alcanzará más sino que también gastará menos dinero.

Además, tampoco 'se case' con un solo sitio. Pregunte, verifique, visite, 'chismosee'. Una de las estrategias más útiles de las personas que pueden sobrevivir con un salario bajo es siempre buscar la forma de que mes a mes gaste menos dinero por las mismas compras, lo que se logra verificando y comparando precios en distintos establecimientos.

Por ejemplo, según una publicación de Forbes, la ropa y el calzado son las más grandes fugas de dinero. Así, plantean una estrategia en al que debe tener en su armario solamente 37 piezas, que sean las necesarias y las que realmente use. Las demás, puede venderlas o regalarlas y así, reduce la cantidad de veces con la que compra ropa de forma innecesaria y, cuando la vaya a cambiar, es porque realmente lo necesita.

Paso 3: el sobrante o 'las deudas', siempre guárdelo. Por ejemplo, si usted ya logró hacer lo propuesto en el paso 2, seguramente tendrá un excedente de dinero... así sea de al menos $5.000, con el que podrá ir pensando guardarlo para sus metas personales. Aunque usted no lo crea, no necesita grandes cantidades para hacerlo y, en cambio, si guarda las monedas o los billetes de $1.000 y $2.000 cada noche que regresa a su casa, se dará cuenta de que, sin quererlo, a final de mes tiene una cantidad que no pensaba antes.

Paso 4: Maneje correctamente sus deudas. Algunos expertos señalan que esto implica que usted debe saber cuáles son las más costosas que tiene (tasas de interés más altas) y el plazo o cuánto le falta por pagar. Esto también requiere que no se deje colgar, que pague las cuotas cuando corresponde para que no le cobren intereses por demorarse en pagar y que, cuando tenga dinero extra (como las primas o aumentos de salario), pueda pagar más de lo que corresponde. Con esto, no solo le gana al banco, sino que sale más rápido de la deuda.

Paso 5: Consolide sus deudas en un solo lugar. Esto quiere decir que en vez de tener tantos créditos con varios bancos, deje todo en uno solo para que le mejoren las condiciones y no tenga que estar pendiente de distintos plazos. Para hacerlo, aquí le indicamos cómo.

Paso 6: Coma en casa. Aunque le dé pereza hacer las cuentas, no se imagina la cantidad de dinero que puede llegar a ahorrarse mensualmente cocinando sus comidas en casa: todo es cuestión de organizarse y preparar las cosas con tiempo sin que sea, necesariamente, por la mañana. Una estrategia de la página web The Nest sugiere que es más conveniente hacerlo por las noches, con tranquilidad; pero hay personas que también planean toda la semana y guardan en el refrigerador la comida.

Artículo tomado de: Finanzas Personales

MAZDA 2Cambiar ciertos hábitos o – sencillamente – conducir mejor no solo se lo agradecerá su vehículo. El bolsillo también le dará las gracias.

Comprar un carro suele ser una decisión motivada por la comodidad. Junto con la casa y la beca, es la fórmula que da como resultado calidad de vida.

Pero también es cierto que adquirir un vehículo es un gasto. En el mismo instante en que las llantas rozan por primera vez el pavimento de la ciudad, el automotor ya vale menos.

Por eso, cualquier dinero que nos podamos ahorrar terminará afectando de forma positiva nuestras finanzas. Y el secreto está en los pedales. Portafolio.co 'se puso el overol' y le 'metió mano' al tema.

Lo primero que hay que entender es que su manera de conducir afecta la vida de su carro. Desde el momento en el que arranca, de usted depende que el vehículo no consuma tanta gasolina o que el motor 'se mantenga joven'.

Muchos creen que es una costumbre saludable prender el carro y dejarlo quieto por unos minutos antes de arrancar. Lo cierto es que, de este modo, hay un gasto innecesario de gasolina. Usted ya 'despertó' al motor y este necesita de su única fuente de energía para mantenerse funcionando. Entonces, al tenerlo quieto, está quemando combustible sin necesidad.

Sin embargo, tampoco está bien acelerar todo lo que el pedal se lo permita en cuanto ponga en marcha su automotor. Lo recomendable es que en los primeros diez minutos usted mantenga su carro a una velocidad media. Esa sí es una buena manera de 'calentar motores'.

Ya 'rodando', hay varios 'tips' que vale la pena tener en cuenta. Jorge Enrique Willson, ingeniero de entrenamiento y desarrollo red de Mazda Colombia, asegura que lo más importante es ser previsivos y tomar decisiones con antelación.

Frenar encima de otros vehículos, hacer giros inesperados o acelerar a fondo de un semáforo a otro – típicos comportamientos de varios conductores capitalinos – no lo llevará más rápido a su destino y sí lesionará a su carro.

Si usted va a tomar una curva, por ejemplo, la clave está en prepararse con antelación. Podría desacelerar, evitando el desgaste de frenos y el uso excesivo del acelerador.

WilLson también nos revela otro error de conducción: poner el auto en neutro y dejarlo rodar cuando vemos a cierta distancia que el semáforo está en rojo no e suna buena práctica. Usted acaba de darle la orden a sus llantas de no moverse, pero su motor sigue activo. Como siente la ausencia de las ruedas, exige más gasolina para poder seguir respondiendo a sus exigencias.

Cuando pueda mantener su carro a una velocidad constante, tenga en cuenta que entre 2.500 y 3.000 revoluciones el consumo de gasolina es mínimo. Aunque depende del motor, varios ingenieros recomiendan andar el vehículo a 3.000 revoluciones, pues así se consigue la presión de una buena cantidad de aceite que lubrique las partes del motor y retrase su desgaste al evitar fuertes fricciones entre sus piezas. Aunque le encante correr, modérese si busca ahorrar combustible. Jorge Enrique asegura que tiempo que usted gana no compensa la gasolina de más que está gastando cuando sube la velocidad por encima de los 120 km/h.

Sin embargo, eso de 'mantener una velocidad constante' puede resultar una utopía por las calles de Bogotá. Los trancones, escenas comunes en la capital, son el peor enemigo de su intento de ahorrar gasolina. Que el carro esté detenido no significa que su motor también y, por tanto, sigue consumiendo gasolina. Pero muchos fallan al creer que deben apagar el automotor mientras el tráfico avanza y Willson lo desmiente: en la arrancada usted consume más gasolina que la que se ahorró con el vehículo apagado.

Un error muy común – en especial, en quienes son 'primíparos' – es hundir el embrague por mucho tiempo cuando se quiere hacer un cambio. Usted debe meterlo y soltarlo al mismo tiempo que hace el cambio pues, de lo contrario, genera fricción entre las piezas.

"Los olores nos indican cuando estamos haciendo algo mal. Así como los frenos huelen de cierta manera cuando los recalentamos, el embrague también expide cierto aroma cuando abusamos de él", añade Willson.

El ingeniero de Mazda Colombia también tiene una sugerencia para cuando se encuentre bajando una colina: mantenga su carro en el mismo cambio con el que lo subió, esto le permitirá no usar excesivamente los frenos. "Recuerde que no importa a cuántas revoluciones vaya, en este caso usted no está consumiendo combustible", explica.

El ingeniero de Mazda Colombia tiene una recomendación final luego de hacer un llamado a una conducción consciente y responsable: ¡disfrute su carro!

MÁS VERDADES QUE MITOS

El imaginario colectivo suele estar errado en las concepciones milenarias que conserva. Sin embargo, en temas de conducción, Portafolio.co encontró más aciertos que ideas erróneas.

Sí, es cierto que, entre más peso le cargue a su vehículo, más gasolina va a consumir. Willson recomienda eliminar las cargas extras cuando se maneja dentro de la ciudad pues un kilo de más pesará en su cuenta del mes.

Tampoco está equivocado si cree que bajando las ventanas de su carro aumenta el gasto de combustible. Le está permitiendo al aire generar mayor resistencia y, por tanto, exigiendo al aire más fuerza. ¿De dónde pretende que la saque?

Otra concepción cierta es que el uso de su aire acondicionado es directamente proporcional al consumo de gasolina. "Mejor quítese la chaqueta dentro del carro y deje el aire apagado", sugiere Jorge Enrique.

Sin embargo, un mito urbano es que el último cambio es para ser más veloz. Hay cajas que tienen, incluso, hasta sexta. Estos topes están diseñados para reducir el gasto de combustibles.

SABÍA QUE...

La presión de sus llantas también afecta el consumo de su carro. Entre más 'bajitas' estén sus ruedas tendrán más contacto con el piso, lo cual dificultará que el carro ruede.

@GutierrezAnaMa

Artículo tomado de: Portafolio

blog conveniosmayo2015Una vez usted inicia su vida crediticia, lo importante es mantenerla con un reporte positivo pero esto no sólo implica pagar sus deudas a tiempo, sino también tener en cuenta otros factores. FP le cuenta cuáles.

El puntaje crediticio es una forma en la que las entidades financieras pueden determinar la probabilidad que usted demuestra tener para pagar sus deudas. Éste empieza a registrarse desde el momento en que le otorgan algún producto financiero que implique un crédito como una tarjeta de crédito o un préstamo.

Y aunque empezar a tener este registro "limpio", sin deudas ni demoras en los pagos, parece tener una única fórmula que consiste en pagar a tiempo, no es lo único.

En cuanto a pagos

Lilian Simbaqueta, presidente de Grupo Lisim, señala que más allá de ser puntual con los pagos es aprender a saber cuándo usar un crédito o una tarjeta: "Los plazos deben ser coherentes con lo que estoy comprando, por lo que una compra de un artículo de consumo diario, no tiene por qué diferirse a más de una cuota, incluso, ni debería ser comprado con crédito".

Simbaqueta sugiere que sólo las grandes compras deben diferirse a largos plazos y, con esto, empieza a tener construir una historia crediticia.

Pero otro tema relacionado es "la mora" o el tiempo en que usted demora en pagar una deuda. "Aunque es entendible que le suceda que por X o Y motivo no pudo pagar y tiene una mora de 30 días, más allá de este tiempo puede generarle un reporte negativo".

Esto, en cuanto a que si bien puede hacer el pago después, los registros de sus hábitos de pago pueden ser muy exactos y eso le da pistas a las entidades financieras para negarle o facilitarle un crédito.

Otros factores importantes

• Información actualizada

Jorge Saza, especialista financiero, recomienda que aparte de ser "buena paga" es muy importante tener su información personal actualizada con la entidad con la que se está vinculado, "porque en ocasiones las personas quieren "perderse", pero esto no es conveniente porque da una señal negativa a las entidades bancarias".

El no dar reportes coherentes o verdaderos a los bancos, incluso, puede cerrarle las puertas por completo.

• Crear historia

Ambos expertos coinciden en afirmar que es importante empezar a tener experiencia crediticia, porque el sistema empieza a ver su buen comportamiento y pueden facilitarle más el otorgamiento de un crédito.

• Conocer y manejar su historial

Como derecho, toda persona debe saber y conocer lo que sucede con su historia crediticia. Para eso, puede hacer la consulta o solicitud con las centrales de riesgo pertinentes y estar pendiente del registro que las entidades con las que usted tiene deudas, están haciendo el respectivo reporte. Saza sugiere hacer este ejercicio por lo menos 2 veces en el año.

Aprenda cómo consultar su historial por internet.

• Deudas pequeñas generan grandes daños

El especialista financiero destaca que las deudas, por más pequeñas, son deudas y debe tenerlas presentes y saldarlas a tiempo. En ocasiones, si usted las olvida, esto queda en su reporte y a futuro puede ser una razón para que le nieguen un crédito, sin importar el monto.

Conozca cómo limpiar su historia crediticia.

• Cuidar paz y salvos

Lilian Simbaqueta recuerda que es muy importante siempre dejar totalmente saldada una deuda y para eso puede ser muy importante contar con los documentos que lo certifiquen: los paz y salvo.

• El que ahorra siempre puede tener crédito

Un último factor y quizá también muy importante, es el de mantener dinero ahorrado en sus cuentas en el banco o contar con algún producto de ahorro. Esto demuestra que usted es una persona responsable con sus finanzas y que conoce la importante de tener un dinero guardado.

Fuente: Finanzas Personales