Loader
isotipo corazon
A tu servicio
Dónde estamos
Productos y servicios

Gestión de administración de riesgos

Home » CFA Cooperativa Financiera » Gestión de administración de riesgos

Sistema de Administración de Riesgo de Crédito

El Riesgo Crediticio es la posibilidad de que una entidad incurra en pérdidas y se disminuya el valor de sus activos, como consecuencia de que un deudor o contraparte incumpla sus obligaciones.

 

En CFA Cooperativa Financiera damos cumplimiento a la Circular Externa 100 de 1995 con la cual la Superintendencia Financiera de Colombia, reglamenta la constitución de provisiones cíclicas y contracíclicas para la cartera de consumo, comercial y las establecidas para las modalidades de Microcrédito y Vivienda; además aplica la Circular Externa – CE 026 que hace referencia a la constitución de la provisión individual adicional sobre la cartera de consumo, lo que permite proteger y anticiparse al crecimiento de su deterioro frente a cambios en el hábito de pago de los deudores.

 

En la Cooperativa contamos con mecanismos que nos permiten identificar, medir, controlar y monitorear el riesgo de crédito, lo que nos permite dar seguridad a nuestros asociados acerca de la utilización de los recursos confiados a la misma.

Sistema de Administración de Riesgo Operativo

El Riesgo Operativo es la posibilidad de incurrir en pérdidas por deficiencias, fallas o inadecuaciones en el recurso humano, los procesos, la tecnología, la infraestructura o por la ocurrencia de acontecimientos externos. Esta definición incluye el riesgo legal y reputacional asociados a tales factores.

 

En CFA damos cumplimiento al capítulo XXIII de la Circular Básica Contable y Financiera – CE 100 de 1995 en cuanto al Sistema de Administración de Riesgo Operativo, fortaleciéndose por medio de acciones como la actualización de los mapas de riesgos de los procesos estratégicos, medulares y habilitadores, la presentación del perfil de riesgo de la Cooperativa al Consejo de Administración y al Comité de Auditoría.

 

A partir de los mapas de riesgos se generan tratamientos o planes de acción, principalmente a los riesgos de mayor nivel de exposición con el propósito de disminuir o mantener controlado el nivel de riesgo residual de CFA. De igual manera el Sistema de Administración de Riesgo Operativo-SARO es un elemento fundamental en alineación con el Sistema de Gestión Integral de Procesos.

 

En la Cooperativa contamos con indicadores descriptivos y se viene implementando la metodología para los indicadores prospectivos; este último con resultados de mayor precisión dado que se ha fortalecido el reporte de eventos de riesgo operativo por parte de los líderes de proceso y colaboradores de CFA.

Sistema de Administración de Riesgo de Liquidez

En la Cooperativa damos cumplimiento al Sistema de Administración de Riesgo de Liquidez – SARL de acuerdo a lo estipulado en la normativa vigente. Para ello construimos una metodología que nos permite identificar, medir, controlar y monitorear este riesgo, además damos cumplimiento con la revisión de la información remitida al ente de vigilancia y control en lo referente a la calidad, veracidad y consistencia de los datos.

 

El principal factor al que se le realiza seguimiento permanente es el Indicador de Riesgo de Liquidez –IRL, flujos de caja contractuales y medición estándar del riesgo de liquidez, además se monitorea permanentemente el grado de concentración de captaciones, estructura de tasas de interés del balance y relación clientes principales de captación.

 

El indicador IRL se sitúa por encima de los límites definidos por la Superintendencia Financiera de Colombia, resultados que son producto de la adecuada liquidez que poseemos en CFA, los cuales a su vez nos permiten cumplir de manera plena y oportuna con nuestros compromisos financieros y contractuales.

Sistema de Administración de Riesgo de Mercado

En la Cooperativa contamos con políticas definidas para mitigar el riesgo de mercado, guardando los límites de exposición y pérdida, gestiones que concluyen en el buen manejo y resultado del portafolio de inversiones.

 

Así mismo, damos cumplimiento a lo establecido en el Capítulo XXI de la Circular Básica Contable de la Superintendencia Financiera, mediante la aplicación de modelos estadísticos que nos permiten identificar el riesgo de mercado al que estamos expuestos en CFA, en función del tipo de posiciones asumidas de conformidad con las operaciones autorizadas por el Consejo de Administración y el Comité de Tesorería.

Sistema de Administración de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo

En CFA Cooperativa Financiera, como entidad Vigilada por la Superintendencia Financiera de Colombia, nos encontramos obligados a implementar el Sistema de Administración del Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo – SARLAFT; instrucciones que fueron impartidas por la Superintendencia mediante los artículos 102 al 107 del EOSF y el Capítulo XI, Título I de la Circular Básica Jurídica, además de los estándares Internacionales relacionados con la materia, principalmente los proferidos por el GAFI y GAFISUD.

 

Por lo anterior y para mitigar el Riesgo de LA/FT, que es la posibilidad de que nuestra entidad incurra en pérdidas o daño al ser utilizada directamente o través de nuestras operaciones como instrumentos para el lavado de dinero y/o la canalización de recursos hacia la realización de actividades terroristas, hemos implementado el SARLAFT como parte de la Cultura Organizacional en la gestión por procesos, estableciendo los lineamientos, procedimientos y mecanismos orientados a la prevención, el control, la detección y el reporte oportuno de posibles operaciones sospechosas.

En la Cooperativa hemos implementado el SARLAFT contemplando los elementos establecidos en la normatividad, entre los cuales se destaca la capacitación a nuestros colaboradores tanto en el proceso de inducción como la actualización anual, la implementación de señales de alerta de acuerdo a los perfiles definidos por la entidad, la presentación trimestral de los informes por parte del Oficial de Cumplimiento al Consejo de Administración y la revisión permanente de las políticas, procesos y procedimientos que conforman el sistema, con el fin de ajustarlos a los cambios del entorno y a las necesidades del mercado.